Centro Argentino de Arte Cerámico

Centro Argentino de Arte 


SALón Anual Internacional

gallery/dpgroupcolors
gallery/ceramista
gallery/crecer
gallery/banner_simcic

Un poco de la historia del Salón Anual Internacional

La posibilidad de crear un Salón de Cerámica con carácter nacional aparecen entre las decisiones tomadas en la primera reunión registrada por el grupo de ceramistas que, un mes y un día después, el 13 de junio de 1958, firmaría junto a muchos otros colegas el Acta de Asamblea en que se dio lugar a la Creación del Centro Argentino de Arte Cerámico. Antes de que ese año culminase, el CAAC logró concretar el primer Salón Anual de Arte Cerámico, el que expuso los resultados de su convocatoria en los espacios gentilmente ofrecidos por el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad de Buenos Aires entre el 1º y el 18 de diciembre,alentado por el deseo de su “especial trascendencia 

Por ser la primera vez que todos los ceramistas del país competirán en la presentación de sus obras”, de que alcance “grandes proyecciones, que trascienda los límites del país y […] que en los futuros Salones se cuente con la presencia de los artistas extranjeros” (palabras de Rosa Esther Gerchunoff, dirigidas a los presentes en la Asamblea General Extraordinaria acontecida en el Teatro Nacional Cervantes el 25 de julio de 1958). Así, en 1962, el Museo Nacional de Bellas Artes abre sus puertas al V Salón Anual de Cerámica y I Salón Internacional de Cerámica Contemporánea; desde el extranjero respondieron a la convocatoria ciento cuarenta y siete artistas de once países de América, Asia y Europa presentando trescientas veintitrés piezas. 
Tras este evento inaugural, el Salón alcanza en 2014 su quincuagésimo quinta edición, y es tradicionalmente considerado el acontecimiento de mayor relevancia en su género al interior de la comunidad cerámica de nuestro país, en tanto recién en 1976 se crea en el ámbito oficial un Salón Nacional de Cerámica, que desde el año 2000 forma parte, en calidad de “sección”, del Salón Nacional de Artes Visuales organizado por la Secretaría de Cultura de la Nación.  

                                                                         
Luego de sus primeras cincuenta emisiones, en correspondencia con la actualidad de las prácticas artísticas en general y cerámicas en particular, en 2010 el Salón Anual reformuló su reglamento histórico para convocar a un evento renovado y ofrecer una aproximación a los alcances contemporáneos de este hacer. La Comisión que tuvo a su cargo la dirección del Centro en el bienio 2008-2009 propuso a sus miembros los términos de cambio que, sometidos a voto, fueron positivamente recibidos por la comunidad. A partir de allí, el Salón Anual, tomando una cierta distancia de sus orígenes —en que convocaba a la presentación de piezas “de autor”, y consideraba un “apartado” para recibir piezas cerámicas de carácter “funcional”— cuenta con cuatro secciones: 


1. Arte cerámico, la que llama a la presentación de piezas cuyos realizadores estimen que responden a la noción tradicional de “obra de arte”, esto es, trabajos formulados como piezas auráticas, “únicas e irrepetibles”. 
2. Cerámica y multiplicidad, la que convoca a la presentación de trabajos orientados a indagar las posibilidades creativas del hacer ligadas a sus aptitudes para la producción de múltiples, dando cuenta de una ética que valora la repetición, ya sea recurriendo a técnicas artesanales susceptibles de reproducción manual o mecánica, ya proyectando piezas para una producción industrial seriada. 
3. Cerámica y arte, la que recibe trabajos artísticos que, a criterio de sus realizadores, se postulen de alguna manera en vínculo con el hacer cerámico y/o sus resultados, ya por pertenecer a la familia próxima de las Artes del Fuego, ya por referir desde cualquier otra disciplina artística a procesos, principios, temáticas y problemáticas propios del hacer cerámico. 
4. Ceramistas distinguidos, la que invita, fuera de competencia, a todos aquellos artistas que, habiendo alcanzado ya el máximo galardón del evento en emisiones previas, deseen acompañar a los participantes seleccionados en la oportunidad, expandiendo así la costumbre de este Salón de contar con la presencia de su último vencedor en calidad de Invitado de Honor. 
En tanto cada una de las tres primeras secciones tiene su propia evaluación y su propio orden de distinciones, el Salón ofrece actualmente tres Grandes Premios de Honor —cuyos nombres honran a quienes obtuvieron los tres máximos reconocimientos en la edición inaugural de 1958—, y expresan la creencia en una absoluta paridad de cualquiera de las formas del hacer.

 

gallery/pagina